-->

¡Un mundo infernal! Capítulo 1


Hola, en esta entrada tan especial queria hacer el primer capitulo de prueba de lo que será la segunda blog-novela de este blog:Un mundo infernal. Me gustaria que me dijeseis que os parece. Improviso sobre la marcha.

Capitulo 1

Apocalipsis

En una dimensión que no es dimensión como la conocen los humanos, el mundo de Alyusa ha muerto, es una tierra valdía y gris; sus hermosos bosques han dejado lugar a páramos desolados, sus caudalosos rios no son más que gotas de vapor en una atmosfera irrespirable, compuesta principalmente por vapores sulfurosos, que son un macabro recuerdo del aire puro que antaño acariciaba sus montañas llenas de vida;vapores ponzoñosos ahora que el viento remueve junto con las cenizas de lo que fuéron hermosas civilizaciones. Ciudades enteras arrasadas, hermosas ciudades de cristal partidas por la mitad, destrozadas. Sus habitantes transformados en abominaciones sin nombre, en seres malevolos, en números de la plaga, en engendros del ejercito invasor.


Él, el innombrable, aunque se le conoce con muchos nombres, sonrie con una maldad que no tiene limites. Su poderoso cuerpo flota sobre el vacio, mientras aspira con satisfaccion los vapores que le dan fuerza y vitalidad. Se alimenta de la muerte y la podredumbre; la desgracia y la maldad son su sustento. Sus ojos son de fuego, rojo oscuro, pozos sin fondo que vuelven loco al pobre desgraciado que ha tenido el infortunio de posarlos en ellos. Aunque pocos seres han tenido la oportunidad de hacerlo. Nadie ha sobrevivido a la devastación de las huestes enviadas por Él. Esos ojos malvados recorren todo el campo de visión, con una agudeza que ningun ser mortal es capaz de igular, oteando la destruccion y la maldad que sus subditos han dejado.

Esta satisfecho. El poderoso mundo no ha sido rival para él. Se ha reido de su avanzada tecnologia, de su sociedad intelectualmente superior. Ratas! Para él son meras ratas, cucarachas. Pobres mortales que se creian dioses y que ahora no son mas que lacayos a sus servicio. Sus hermosos cuerpos han sido deformados por Él para su regocijo. No desea la belleza asi que transforma a los vencidos en bestias, en seres asquerosos, en subditos. Dependiendo de su potencial, a veces los convierte en sus soldados, en su temible ejercito. Pero siempre deformes, siempre asquerosos. Seres de pesadilla.

Y su ejercito aumenta. Con cada mundo que cae ante la maldad del innombrable, sus huestes se multiplican por mil. Lo que no le sirve sencillamente lo arrasa y lo que le es util lo aprovecha para seguir creando el mal.

Cuantos mundos, cuantas dimensiones han caido ya? Solo Él lleva la cuenta.Sus subditos no piensan, no razonan, solo obedecen. Siguen a su amo a traves del tiempo y del espacio y cuando encuentran algo hermoso y vivo lo arrasan hasta no dejar nada. Los restos sirven para alimentarle y darle fuerzas.

Alyusa era un mundo muy avanzado desde el punto de vista humano. Poderosas naves espaciales surcaban los oceanos interestelares, acumulando sabiduria y riquezas, creando una extensa red de mundos habitables que vivian en paz y armonia. Desconocian la guerra y solo vivian para el progreso. Con el tiempo hubieran colonizado todo su universo.

Pero algo pasó y un mundo tras otro todos fueron cayendo. Los poderosos cañones de iones y los escudos de energia no eran rivales para las artes magicas de la tremebunda hueste de engendros que los atacaban. Las defensas terrestres de los diferentes mundos habitads fueron barridas inmisericordemente, sin piedad. Una vez indefenso el mundo era arrasado y los escasos supervivientes dignos, convertidos en esclavos.

Este era el ultimo mundo. El ultimo vestigio de civilización. Sus habitantes plantaron batalla y vendieron cara su vida y Él no tuvo piedad: los masacro, los torturo, disfruto con sus sufrimiento. Fue el único lugar en el que se permitió intervenir personalmente. El solo se basto para destruirlo en unos pocos segundos, tal era su poder.

Y ahora disfrutaba de su victoria, se alimentaba pese a que apenas se habia agotado; no habia gastado ni una infima parte de su inmenso poder. Su cuerpo musculoso y perfecto, posee la fuerza de los titanes. Podria jugar con planetas como los niños juegan con canicas. La magia que recorre sus venas es inagotable. Su armadura de luz resistiria cualquier ataque, hasta de los mismos ángeles. El fue un angel en otro tiempo, hace mucho, eones. Podria recordar esos tiempos pero ya no quiere. Solo se dedica a destruir la belleza, todo lo que le recuerda a su vida pasada. Todo lo que esta creado por amor. Todo lo que representa la obra del Señor, su enemigo.

Ya no queda nada en ese universo. Su poderosa mente se concentra en buscar más vida. Su poder mental atraviesa las barreras dimensionales que separan los universos que forman el Todo. De repente capta vestigios de vida: un pequeño planeta azul en la periferia de una galaxia en espiral.

Desciende hasta el suelo, posandose con un ruido atronador y dejando un crater enorme a su alcance, tal es su tamaño y poder. Emite un sonido que no es sonido, son ondas de pensamiento que abarcan años luz. Sus huestes se mueven rapidamente y forman filas delante de él. Una vez formados ocupan toda la extension de terreno que abarca la vista. Son millones de seres deformes, más o menos poderosos. Varios de ellos se separan y se colocan al lado del su jefe. Son su guardia personal. Los seres mas poderosos de todos los mundos derrotados, los que le plantaron cara, pero que no fueron rival para su inmenso poder. Ellos tienen el honor de servirle personalmente, de protegerle aunque no haya nada que pueda dañarle. Nada? Bueno, si hay algo que podria hacerlo...

Su poderosa "voz" retumba entre los confines del mundo muerto. Comunica a su numeroso ejercito sus planes, les felicita, les alaba por su buen trabajo. Recibe a los "nuevos" y les habla del futuro de luchas y victorias que obtendran. Cada frase es recibida con un grito de jubilo por las exhaltadas huestes, enfervorizadas por su jefe y ebrias de victoria.

Su discurso acaba; solo le resta por nombrar su proximo objetivo. Como un trueno, sus ondas mentales mencionan un sencillo nombre que es recibido con un clamor unanime de las bestias: Tierra!

6 comentarios:

  1. amado esposo solamente puedo decir ¡queremos más! ¡quiero más!

    ResponderEliminar
  2. Amada esposa. Ya me imaginaba que este genero literario te gustaría más. Esta dedicado a ti que eres mi musa!

    ResponderEliminar
  3. jo amado esposo!! que cosas mas bonitas me dices al final me lo voy a creer

    ResponderEliminar
  4. Creetelo porque es la verdad. La portada del blog es brutal y la imagen que has escogido para la novela realmente me recuerda a la devastada Alyusa.

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué cool! Me gustó. Voy a seguir leyendo. Por cierto, he nominado tu blog a un tag que es también una especie de premio llamado "Grateful blogger". Este es el link:
    http://cosorongosraros2.blogspot.com/2015/03/premio-grateful-blogger-o.html#comments

    ResponderEliminar